glifosato, agrotóxico, Rosario, ecología

En Rosario dan marcha atrás con la prohibición del glifosato

Luego de difundir la buena noticia de que Rosario prohibía el uso del glifosato , el Concejo Comunal de esa ciudad dio marcha atrás con esa ordenanza y propone solamente que su uso sea controlado.

La decisión surgió luego de que el sector agropecuario regional, avalado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), participó de una sesión, y planteó el desacuerdo con la norma sancionada por unanimidad de los 28 miembros hace dos semanas.

Así, los concejales rosarinos encabezados por el PRO y el Frente Progresista Cívico y Social proponen modificar la ordenanza de la prohibición de su uso, para implementarlo mediante un protocolo que deberá ser redactado por la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Rosario.

Los concejales informaron que esa propuesta de modificación será tratada el martes próximo en la comisión de Ecología, y que será debatida el jueves próximo en lo que será la última sesión del año del actual cuerpo.

“Reconocemos que votamos a favor de manera equivocada. No le dimos la importancia que merecía el tema. Se estaban discutiendo otras cosas al mismo tiempo y pasó. Fue un error de todo el Concejo. Siempre hay un momento para corregir”, dijo ante la prensa local el Concejal Gabriel Chumpitaz (PRO), impulsor de la modificación.

De esa manera, la BCR avaló la posición de otras entidades vinculadas con la producción sojera, como la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (Aapresid) cuyo presidente, Pedro Vigneau, calificó como el de un disparate la polémica ordenanza.

El glifosato

El glifosato es el principio activo del herbicida Roundup (nombre comercial producido por Monsanto, cuya patente expiró en 2000). Monsanto patentó en algunos países la soja transgénica resistente a glifosato, conocida como soja RR (Roundup Ready) o soja 40-3-2, tecnología que permite la aplicación del herbicida en cobertura total sin afectar el cultivo.

En Argentina existen más de cien trabajos científicos de universidades públicas de Río Cuarto, La Plata, el Litoral, UBA y Rosario, entre otras, que dan cuenta de las consecuencias de los agrotóxicos en las poblaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.