En INTA Avellaneda enseñan a elaborar cosmética con miel y plantas medicinales

“Los beneficios de la cosmética natural son muy grandes; con aceites orgánicos, manteca de cacao, propóleo, miel y caléndula podemos elaborar cremas, jabones, ungüentos y spray medicinales más eficientes y económicos que los industriales”, explica la Doctora en Química Alejandra Ricca mientras mezcla en su olla de acero inoxidable las materias primas elegidas para enseñar a los 20 talleristas las bondades de la naturaleza.

Jabones con miel

El taller fue organizado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Avellaneda. La cita fue a las 9:30 en la Cooperativa de Trabajo Unión Solidaria de Trabajadores, un predio de 6 hectáreas con el Río de la Plata y algunos viñedos -donde elaboran el vino de la costa- a escasos metros.

Mientras el salón comienza a calefaccionarse con una estufa ecológica, Mario Castro, Técnico de INTA Avellaneda, aporta conocimientos sobre plantas medicinales y acompaña los saberes de Alejandra. Mate en mano, los 20 talleristas toman nota de cada indicación y cuentan sus experiencias y dudas.

Pasado el mediodía Alejandra invita a colocarse cofia, guantes y delantal para elaborar los productos: “Vamos a hacer jabones de miel, cremas con propóleo, ungüentos y un spray contra los hongos muy efectivo por contener propóleo y caléndula”. En la mesa hay una olla, colador, moldes, tamizador, batidora eléctrica y materias primas. Hay alcohol, aceites y cuarenta manos que mezclan, vierten, baten y disfrutan de la elaboración. Huele a limón y a cacao, hay risas y muchas preguntas respondidas.

Luego de renovar los mates, aprendemos los beneficios de las tinturas madre, los macerados y las infusiones de plantas medicinales; los aceites esenciales y las mejores formas de utilizar las bondades de la naturaleza y de una alimentación saludable.

Pasadas las 16, con un Sol que comienza a debilitarse, Alejandra explica que hay que respetar las recetas y las formulaciones, las dosis y las cantidades, para lograr los mejores productos. “Usar cosmética natural es una manera de cuidar la salud. Es fundamental la elección de materias primas de calidad y capacitarse siempre”, afirma, mientras reparte a los talleristas los productos elaborados.