Produce verduras sin agrotóxicos y ganó el premio a la mujer empresaria del año

María Ayelén Pulleiro vive en Florencio Varela y produce frutas y verduras sin usar agrotóxicos. El 16 de noviembre fue reconocida como “Mujer Empresaria 2017”, premio que otorga anualmente la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA).

El premio es por Agro Primavera, pequeña empresa de la joven de 28 años, quinta generación de una familia de inmigrantes portugueses consagrados a la producción agropecuaria, que se dedica a las hortalizas cosechadas agroecológicamente.

17458397_1668791286758238_6633820684085029937_n

Con una comercialización personalizada, Ayelén abastece a varios almacenes orgánicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y distribuye puerta a puerta sus bolsones de verduras en varios distritos del Área Metropolitana.

“Trabajo con Alejandro, mi pareja, y somos la quinta generación en mi familia en dedicarnos a la tierra. Hace 3 años tomamos la posta de continuar con esto. Hace unos años empecé a capacitarme y entendí la importancia vital que tiene no usar agroquímicos en los cultivos para eliminar plagas. Hay otros métodos naturales.”, explica Ayelén.

Según el SENASA, la superficie orgánica cosechada en el país tuvo un crecimiento del 5%. Pero en buena parte, se venden a mercados externos. El año pasado el volumen de las exportaciones de productos orgánicos aumentó un 14% anual: se exportaron 169 mil toneladas y su demanda crece en todo el mundo por la necesidad creciente de millones de consumidores de disponer de alimentos producidos sin agroquímicos para asegurarse una alimentación más sana.

6 comments

  1. ESO me pregunTo cuando veo un certificado! Confiemos en la gente que tiene ganas de un mundo mejor. Agradezcamos que hay personas que se esfuerzan para que otros se alimenten y sobre todo sanamente

  2. Lila Monti
    Reply

    Muchas veces la diferencia entre orgánico y agroecológico es que hay gente súper comprometida con su tarea que no tiene el dinero para pagar los cánones que implican certificar por ArgenCert. Tal vez está bueno tomarse el trabajo de conocer cada iniciativa. Se puede distinguir claramente quiénes están vendiendo gato por liebre. Y, muchas veces, lo agroecológico queda en casa, para ser consumido a precios razonables por nosotros y lo certificado se exporta o se vende a precios inaccesibles. Creo que la iniciativa de esta chica es más que aplaudible y, por lo menos a mí, no me hace falta ningún sellito de ArgenCert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.