Esquel, árbol, ecología, escuela

Alumnos de Esquel plantaron más de 500 árboles nativos

Desde chicos de jardín de infantes hasta estudiantes universitarios, unos 80 alumnos de de la ciudad de Esquel, en Chubut, se sumaron este sábado por la mañana a una jornada para plantar más de 500 especies de árboles nativos en la ribera del arroyo Los Bandidos: plantaron ñires, maitenes y cipreses. 

El objetivo es recuperar los bosques de la zona pero también mejorar la calidad del agua que toman en sus casas.

“No pensé que me iba a copar tanto hacer esto, pero me divirtió mucho y aprendí cosas nuevas. Creo que volvería a hacer una actividad como esta”, contó a Télam Lucía Sañe, del Instituto Salesiano, uno de los colegios que participó de la jornada impulsada por la Fundación Bosques Nativos Argentinos para la Biodiversidad (FBNA) que hoy cierra la Semana del Árbol.

Pasadas las 10, alumnos de la Escuela Municipal Vida en la Naturaleza, de la Escuela número 112, de Politécnica de Esquel, del Instituto Salesiano, estudiantes de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y “Los Copitos”, un grupo de nenes de entre 3 y 6 años del Club Andino participaron de la actividad denominada “Restaurando Riberas”, llevada a cabo por organizaciones ambientales locales y la FBNA que en todo el país ya lleva plantados 119.000 árboles.

“Restaurando las orillas de los arroyos cuidamos la calidad del agua”, señaló Gonzalo Romano, director de la Región Patagonia de la FBNA y explicó que “estos 500 árboles nuevos en la ribera del arroyo permitirán una mejor infiltración del agua hacia la napa” que abastece a Esquel.

Cecilia Wengier es una de las profesoras que participó junto a sus alumnos. “Es super interesante que chicos de 17 años elijan venir un sábado a la mañana, incluso, muchos de ellos vinieron acompañados por sus familias”, cuenta.

“Las raíces hacen que la orilla de los arroyos este más firme, más sólida, entonces cuando el agua regresa a su curso luego de una crecida no arrastra tanto sedimentos, además, si el suelo de la ribera es más fuerte filtra mejor el agua, absorbe las impurezas permitiendo que el agua que llega a los acuíferos sea más limpia”, explicaron.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.