astronomía, planetas, ciencia

Descubren 10 planetas que se parecen a la Tierra y podrían albergar vida

Astrónomos de la NASA descubrieron 219 planetas fuera de nuestro Sistema Solar, de los cuales 10 de ellos tienen características similares a la Tierra.

Los científicos de la NASA mediante el telescopio Kepler descubrieron los exoplanetas y 10 tienen un tamaño parecido al de la Tierra y podrían albergar agua líquida en la superficie debido a la cercanía, según anunció hoy la agencia espacial en una conferencia realizada en el Sillicon Valley, California.

“El conjunto de datos del Kepler es único ya que contiene un registro de estos planetas análogos a la Tierra, que son aproximadamente del mismo tamaño y orbitan también”, aseguró Mario Pérez, científico de la División de Astrofísica de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA.

“Entender su frecuencia en la galaxia nos va a ayudar en el diseño de las futuras misiones de la NASA para buscar otra Tierra”, aseveró Pérez.

“Este catálogo de exoplanetas fue elaborado con mucha precaución para responder uno de las mayores interrogantes de la astronomía: ¿Cuántos planetas como la Tierra hay en la galaxia”, afirmó Susan Thompson, investigadora.

Con este nuevo hallazgo, ya son 4.034 los identificados por el Kepler, de los cuales 2.335 están fuera del Sistema Solar. De los 50 que tienen un tamaño similar a la Tierra y que están “en la zona habitable”, más de 30 fueron verificados, informó la NASA.

Los especialistas resaltaron que por cada planeta descubierto, “hay entre 100 y 200 que no han sido detectados aún”.

¿Hay vida en otros planetas?

Si se quiere averiguar más sobre si es posible encontrar vida más allá de la Tierra, resulta fundamental analizar las atmósferas de los exoplanetas, puesto que estas son cruciales para decidir si esta podrá existir allí o no.

La atmósfera es la causante de que haya vida en la Tierra pero no en Marte (un frío desierto) ni en Venus (un auténtico infierno), aunque los tres planetas estén en la zona de habitabilidad del Sol, en la que teóricamente sería posible encontrar agua líquida en superficie.

Por delante queda una tarea ingente. Solo un pequeño porcentaje de los planetas existentes pueden ser detectados a través de tránsitos, que ocurren cuando la órbita sitúa a los planetas entre la Tierra y sus estrellas, pero otros muchos no tapan a sus estrellas y no pueden ser detectados. En este sentido, aunque es difícil hacer estimaciones, se considera que solo en la Vía Láctea debe de haber decenas de miles de millones de planetas de tamaño similar a la Tierra.