Luna, Space X, astronomía, turismo

Turismo lunático: en 2018 dos personas viajarán a la Luna por una semana

¿Qué diría sobre esta noticia el gran escritor de ciencia ficción Ray Bradbury? Seguramente no se sorprendería al enterarse que a fines de 2018 dos ciudadanos recorrerán 384.400 kilómetros para llegar a Luna: será un viaje de una semana en un vuelo a cargo de la empresa estadounidense Space X, cuyo titular es Elon Musk. Los turistas aventureros ya pagaron una importante suma de dinero como adelanto del pago total. 

Según informa en su página web la empresa encargada de este viaje histórico, ellos “diseñan, fabrican y lanzan cohetes y naves espaciales de avanzada tecnología. La empresa fue fundada en 2002 para revolucionar la tecnología espacial, con el objetivo final de permitir a la gente a vivir en otros planetas”.

31467129424_ee10c70288_k

“Será una misión de una semana con dos turistas que no son de Hollywood y que ya depositaron una cuantiosa suma de dinero”, explica el dueño de la empresa.

El lanzamiento, usando una nave que se está desarrollando para astronautas de la NASA y un cohete que aún no ha sido probado “está previsto inicialmente para fines del 2018”, dijo Musk en una conferencia telefónica reproducida por la agencia Reuters.

El titular de SpaceX, no quiso identificar a los clientes o decir cuánto pagarán para volar en la misión de una semana. Solo dijo que los dos turistas espaciales se conocen.

Los viajeros se someterán a pruebas físicas y de salud y a fines del 2017 comenzarán su entrenamiento.

La misión viajará en una cápsula Dragon 2 lanzada por un cohete Falcon Heavy, cuyas pruebas de vuelo comenzarán en este invierno y, si tienen éxito, será la nave más poderosa en alcanzar órbita después del cohete Saturno V, usado por la NASA para las misiones Apolo hasta la década de 1970, dijo Space X.

Este año también se lanzará una misión de prueba de la cápsula Crew Dragon (Dragon 2) no tripulada hacia la Estación Espacial Internacional. En el segundo trimestre del 2018 despegará una cápsula tripulada hacia el laboratorio espacial, que orbita a 400 kilómetros por encima de la Tierra.

Space X usará la histórica plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy, cerca de Cabo Cañaveral, desde donde partían las misiones Apolo, para enviar su cápsula tripulada a la Luna.

“Esto presenta una oportunidad para los humanos de volver al espacio profundo por primera vez en 45 años”, dijo la compañía. “Van a viajar más rápido y más lejos en el sistema solar que cualquiera antes que ellos”, afirman desde su página web.

La Luna y sus misterios

La Luna es el único satélite natural de la Tierra y es el quinto satélite más grande del Sistema Solar. Su tamaño es un cuarto del diámetro de la Tierra y se encuentra en relación síncrona con la Tierra, siempre mostrando la misma cara. El hemisferio visible está marcado con oscuros mares lunares de origen volcánico entre las brillantes montañas antiguas y los destacados astroblemas.

A pesar de ser en apariencia el objeto más brillante en el cielo después del Sol, su superficie es en realidad muy oscura, con una reflexión similar a la del carbón. Su prominencia en el cielo y su ciclo regular de fases han hecho de la Luna un objeto con importante influencia cultural desde la antigüedad tanto en el lenguaje, como en el calendario, el arte o la mitología. La influencia gravitatoria de la Luna produce las mareas y el aumento de la duración del día.

La temperatura mínima en nuestro satélite natural es de 233 grados bajo cero. Durante el día es de 107 grados y en la noche es de 153 grados bajo cero.

Es el único cuerpo celeste en el que el ser humano ha realizado un descenso tripulado. Aunque el programa Luna de la Unión Soviética fue el primero en alcanzar la Luna con una nave espacial no tripulada, el programa Apolo de Estados Unidos realizó las únicas misiones tripuladas al satélite terrestre hasta la fecha, comenzando con la primera órbita lunar tripulada por el Apolo 8 en 1968, y seis alunizajes tripulados entre 1969 y 1972, siendo el primero el Apolo 11 en 1969, y el último el Apolo 17. Estas misiones regresaron con más de 380 kilos de roca lunar, que han permitido alcanzar una detallada comprensión geológica de los orígenes de la Luna (se cree que se formó hace 4500 millones de años después de un gran impacto), la formación de su estructura interna y su posterior historia.