pirotecnia, La Plata, festejo

La Plata: los clásicos muñecos gigantes no tendrán pirotecnia

El grupo Tradición Platense, que habitualmente arma el muñeco de fin de año en las calles 25 y 40, decidió no poner pirotecnia en el muñeco que arderá el 31 de diciembre para despedir 2017.

Se sumaron a la ola de no usar detonaciones, siguiendo el ejemplo que tuvo lugar en los festejos del último 19 de noviembre por el aniversario de la Ciudad, sumado a una baja de costos para darle mayor volumen a la obra que está en plena creación, con Salvador Dalí como figura central.

El impulso para que se deje a un lado el uso de pirotecnia para preservar la salud de los adultos mayores, los niños y salvaguardar a las mascotas va ganando terreno en varios puntos del país.

En el club Estrella de la Loma, en La Plata, están armando las figuras que conformarán una gama de muñecos basados en estilos de distintas artistas plásticos. Se llama “La locura es un placer” e incluirá trabajos basados en Vincent Van Gogh; Piet Mondrean y Kandisky, entre otros artistas plásticos de reconocimiento internacional.

Luciano Porro, uno de los mentores de esta movida -junto a su hermano Cristian- dijo que “no sólo vamos a cambiar el estilo de despedida de año, sino que también utilizaremos otra locación. Ahora será en la calle 25 y 32, para tener otro despliegue para la masiva coreografía (estilo Flash Mob), pantalla gigante y otras sorpresas que tendrá el público que nos quiera acompañar”.

El grupo Drako, de Villa Elvira, en los últimos años fue trabajando en reducir el volumen de pirotecnia. En 2016 redujeron el uso de detonaciones y se inclinaron por juegos de luces y otras alternativas visuales.

Según distintas fuentes consultadas, los costos de pirotecnia pueden superar largamente los 20.000 pesos, y las colaboraciones del público con mucho esfuerzo pueden llegar a cubrir la mitad o menos de esos montos.

No a la pirotecnia

Distintas entidades protectoras de animales plantearon que “es vital que vaya modificándose el modo de despedir el año. La contaminación sonora no sólo afecta a los mayores y a los niños. También trae efectos nocivos para la población animal. Además, el ruido no siempre significa felicidad”, remarcó Laura, una de las proteccionistas que impulsa desde las redes sociales la prohibición de pirotecnia para los festejos de fin de año.

Especialistas médicos remarcan que son numerosos los daños que provocan en la población y se suman al pedido de no utilizar pirotecnia. “Sería preventivo y permitiría tener menos números de heridos”, remarcan.

Fuente y foto: http://www.eldia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.