gusano, agua, contaminación, ecología

Gracias a un gusano detectan tóxicos en el agua

Utilizan al gusano “Caenorhabditis elegans” para detectar toxicidad en el agua de las cuencas del río Tunuyán, en Mendoza, cuyas aguas se usan para producir vinos, y del arroyo Pergamino, en Buenos Aires, donde se cultiva soja y se aplican agroquímicos. 

Una investigación de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) permitió detectar la presencia de contaminantes tóxicos, donde los análisis rutinarios de calidad de aguas arrojaban valores normales.

La particularidad de este estudio fue el uso de un pequeño gusano capaz de responder a niveles muy bajos de contaminantes. Esta nueva metodología podría convertirse en una herramienta esencial para el manejo de los recursos hídricos del país.

Evaluamos la metodología en dos regiones productivas del país donde el recurso hídrico es esencial. En ambos casos, por medio del gusano detectamos que las aguas estaban contaminadas con sustancias tóxicas”, señaló Araceli Clavijo, docente de la cátedra de Bioquímica de la FAUBA.

“¿Cómo funciona el gusanito? Es un bioindicador: si lo colocamos en agua contaminada, crece menos, y eso nos alerta sobre la presencia de sustancias tóxicas. Es más, pese a que en estado adulto sólo mide 2 milímetros de largo, cuánto se reduce su longitud nos puede dar una pista del grado de contaminación”, explicó Clavijo.

Gracias al gusano pudimos establecer que calidad y toxicidad no van de la mano: en las aguas que supuestamente eran de buena calidad, el gusano C. elegans indicó toxicidad: en un 40% de los casos, la respuesta del gusano no tuvo que ver con los parámetros que se miden en los análisis de rutina. Se debió a sustancias tóxicas como nitratos, fosfatos y combos de agroquímicos que, de otra manera, nunca hubieran sido detectadas.

“En el arroyo Pergamino hicimos una batería de análisis que incluyó al glifosato y a su metabolito mayoritario, el AMPA. Sin embargo, no fue el glifosato sino una mezcla de otras sustancias tóxicas lo que afectó el crecimiento del gusanito. Este trabajo fue publicado en la revista Water, Air & Soil Pollution”.

¿Qué mide el gusano?

 

Se pueden determinar agroquímicos, nanopartículas y una gran variedad de productos químicos y farmacéuticos, entre otros compuestos, y las interacciones entre ellos. Por otra parte, Araceli destacó que “Los resultados del uso del gusano se pueden extrapolar con bastante confianza a los mamíferos, ya que genéticamente es muy parecido al ser humano.

Fuente: Facultad de Agronomía UBA, Por Pablo Roset

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.