Villegas, inundación, evacuados

Alerta en General Villegas por filtraciones de agua en los muros de contención

El municipio de General Villegas, que tiene tiene el 70 por ciento de sus 725 mil hectáreas bajo agua y la totalidad de sus poblaciones afectadas, mantiene un monitoreo constante de 3 mil metros de defensas que debieron ser reforzadas con veinte bolsas de tierra tras haberse detectado varias filtraciones.

“Estamos un poco mejor pero monitoreando de manera constante las defensas de nuestra ciudad y muy atentos al cielo, el pronóstico del tiempo avizora posibles lluvias entre lunes y martes”, afirma el intendente de General Villegas, Eduardo Campana.

El jefe comunal explicó que “si bien estos últimos días sin llover permitieron que en algunos lugares el agua baje unos 15 o 20 centímetros, se mantiene un relevamiento constante en algunas zonas ya que en las defensas hay bastantes filtraciones”.

En General Villegas tuvieron que proteger las filtraciones de las muros de contención con bolsas silo que se utilizan para cereal y bolsas de arena.

Las filtraciones observadas son las que se levantaron en defensa de la Escuela Agraria, donde personal de Servicios Urbanos y Defensa Civil de General Villegas trabajó varias horas para reforzarla y tapar las grietas detectadas.
El jefe de Defensa Civil, Juan Pablo Del Vecchio, explicó que “se trabajó durante más de 4 horas con una retropala y fueron necesarios ocho viajes de camiones cargados con bolsas y tierra para reforzar la contención.

El intendente del municipio aseguró que “si bien el ingreso de agua que baja de la provincia de Córdoba es importante, los cortes de rutas y el entubamiento, están funcionando”.
Según detalló el Comité Operativo de Emergencia, el trabajo en el puesto de bombeo en ruta nacional 33 continúa facilitando el escurrimiento y a modo preventivo continúa interrumpiéndose el tránsito por las rutas nacionales 188 y 226 ya que hay agua sobre la calzada.

Lanzan una Web para ayudar a los productores 

El INTA de General Villegas, junto a la Sociedad Rural de ese distrito del noroeste bonaerense que está inundado desde hace 15 meses, armó un sitio web en el que, a modo de avisos clasificados, los productores damnificados difunden lo que necesitan para no perder su campo o su ganado.
“Necesito ubicar unas 200 vacas preñadas en un campo en zona”, “Ofrezco excelente campo para llevar Hacienda a pastoreo” o “Busco rollos de alfalfa, pago al contado”, son algunos de los avisos que los productores afectados por el agua ya han subido al sitio web al que se puede acceder a través de este link.

Claudio Zaniboni, jefe de la Agencia de Extensión del INTA de General Villegas, explicó que “la idea fue armar un nexo entre los productores que necesitan lotes, pasturas, maquinaria y transporte y aquellos que pueden brindarlo”.
En el marco de la crisis hídrica que padece el partido de General Villegas, que tiene el 70 por ciento de sus 725 mil hectáreas bajo agua, quienes acceden al sitio web pueden encontrar avisos que piden relocalización de hacienda, alquileres de lotes, búsqueda de maquinaria, compra y venta de reservas, mano de obra y medios de transporte adecuados para atravesar caminos rurales llenos de agua.

La página es de acceso rápido y lectura simple ya que se encuentran los avisos que publican los productores, el detalle de lo que ofrecen o piden y un teléfono de contacto, inclusive de productores que están en otros distritos vecinos a General Villegas.

Zaniboni afirmó que la situación del partido “es catastrófica, si bien se han registrado lluvias muy intensas debido al cambio climático, lo que pasa en este partido es la falta de obras adecuadas y obras estructurales de continuidad”.

“Recuerdo haber leído que ya Florentino Ameghino escribía sobre el problema de las inundaciones en estas llanuras sin salidas, y siempre se supo que ´algo había que hacer´, y hoy estamos sin obras, obras que debieron haberse hecho hace 30 años”, remarcó.

El especialista del INTA General Villegas detalló que “el partido tiene 725 mil hectáreas, el 60 por ciento de ellas de buena calidad pero a raíz de esta inundación no se sembró ni la mitad y de ese porcentaje no sabemos cuántas hectáreas se podrán cosechar. El suelo ya no puede absorber más y se avizora un invierno complicado, donde no se puede ni soñar con la posibilidad de sembrar lotes de trigo en invierno, habrá que esperar a la primavera- verano para hablar de recuperación en el campo”, aseguró.

Zaniboni afirmó que esta inundación de más de 15 meses “ocasionó el cierre de tambos, caminos rurales que hoy actúan de canales y pueblos aislados”.

Fuente: Télam