perros, pirotecnia, salud

Los animales y la pirotecnia: cómo les afecta y de qué manera cuidarlos

Una imagen tan clásica como el pan dulce y la sidra en la mesa navideña, es la de ver a las mascotas correr asustadas y esconderse debajo de la mesa con cada pirotecnia, o ladrar de manera desesperada en cada explosión. Es que los perros tienen un oído cuatro veces más afinado que el nuestro y puede registrar 35.000 vibraciones por segundo. 

¿Qué efectos tiene la pirotecnia sobre los animales?

El uso de pirotecnia genera taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte. Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. Los perros suelen sentir temor y al huir pueden ser víctimas de accidentes o perderse.

Las aves reaccionan frente a los estruendos con taquicardias que pueden provocarles la muerte; los gatos suelen correr detrás de los explosivos por simple curiosidad pudiendo ingerirlos, perder la vista o lesionarse; los insectos y otros animales pequeños poco pueden hacer para no ser dañados, la pirotecnia es para ellos un explosivo de gran tamaño.

Como hasta ahora ha sido inevitable que se termine la pirotecnia -que tanto afecta a humanos y a mascotas- les presentamos una serie de consejos de especialistas para tratar de evitar que nuestra mascotas sufran con los estallidos de la Navidad y el fin de año.

Aislarlas lo más posible del ruido exterior, no retarlas ni castigarlas y poner música de fondo son algunas de las recomendaciones para cuidar a las mascotas de los fuegos artificiales y evitar la sensación de “sufrir miedo o sentirse en peligro”, advirtieron especialistas.

“El miedo es una respuesta emocional normal en situaciones que puedan significar un peligro para el animal, pero en algunos casos esa conducta puede transformarse en fobia y repetirse aunque no haya un verdadero riesgo e incluso en forma exagerada ante pequeños estímulos”, explicó la docente de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA, Nélida Gómez.

Los síntomas a los que se debe prestar atención son:

1. Jadeos constantes
2. Caminar de un lado a otro sin un objetivo
3. Esconderse
4. Temblar
5. Salivar abundantemente
6. Tener las pupilas dilatadas
7. No querer comer
8. Buscar la protección del dueño o querer huir.

“En los gatos los signos pasan más desapercibidos, en general tratan de ocultarse o escapar. Pero en general todos esas señales indican la falta de bienestar del animal, lo que significa que nuestras mascotas están sufriendo”, alertó Gómez. La veterinaria agregó que “el manejo adecuado de los dueños puede mejorar la situación” y dio algunos consejos para aplicar durante los eventos de fin de año.

1. “Hay que tratar de que los animales estén en lugares cerrados, lo más aislados posibles del ruido exterior, y si es posible cerrar ventanas y persianas. Si el animal está habituado, colocarle tapones de algodón o de silicona en los oídos”, recomendó.

2. Aconsejó generar un sonido de fondo como música, radio o televisión “con el objeto de disipar los ruidos de los estruendos”, así como “no intentar sacar al animal del lugar donde se haya refugiado, porque puede responder de manera agresiva”.

3. “No hay que retarlo ni castigarlo cuando tiene miedo, porque eso aumenta su estado de ansiedad, pero tampoco es bueno calmarlo o acariciarlo en exceso, ya que el animal puede interpretarlo como una recompensa a su conducta. El dueño simplemente debería acompañarlo y transmitirle calma”, señaló. Y agregó: “Otra alternativa es brindarle al animal elementos que lo distraigan e interactuar con ellos en los juegos para que se tranquilicen”.

Sólo se debe medicar a los animales si hay prescripción de un veterinario, y en ningún caso usar drogas u otras sustancias sin haber hecho los chequeos necesarios, ya que las consecuencias de administrar una medicación errónea podrían ser severas para las mascotas.

Para los animales que estén solos durante las fiestas se recomienda dejar la casa bien cerrada y con ventilación, y tomar los recaudos necesarios para evitar que las puertas se cierren y los dejen aislados en algún ambiente. En el caso de los gatos, es aconsejable dejarlos con abundante comida y bebida y las bandejas limpias.

Fuente: http://www.brownonline.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.