Jujuy, discapacidad, invento

Alumnos de Jujuy crearon accesorios para ayudar a chicos con discapacidad

Un adaptador para mouse, una estructura flexible que sostiene la cabeza y cuerpo y un atril antivuelco son algunos de los dispositivos que creó un grupo de estudiantes de Ingeniería Industrial de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJU) para ayudar a chicos con discapacidades neuromotoras a “mejorar su calidad de vida”.

La iniciativa, desarrollada por primera vez tras un convenio con la asociación jujeña de Protección al Paralítico Cerebral (Appace), fue promovida por la cátedra de Diseño I y II, y los elementos fueron entregados ayer en un acto en la capital provincial.

“Esta fue una hermosa experiencia desde el momento en que se acercaron a realizar la propuesta. Vinieron a conocer la realidad de nuestros niños y trabajaron arduamente para lograr estas adecuaciones, que resultarán de gran ayuda”, afirmó la responsable de Appace, María Jose Fascio.

Uno de los objetos creados consistió en un adaptador de mouse que se acopla externamente con la superficie de uno estándar a través de un material flexible y que cuenta con un solo pulsador, además de un descansa muñeca/pulgar que permite una mejor ergonomía durante su uso.

Otra creación estuvo vinculada a niños con problemas de motricidad en la mayor parte de su cuerpo, para quienes se pensó una estructura liviana que sostuviera la cabeza y el cuerpo al momento de sentarse en una silla común hecha con cartón corrugado y cortada con láser, que es además desarmable y adaptable al tamaño del menor.

Un atril estudiantil fue el tercer objeto ideado para un menor que no podía controlar sus movimientos, por lo que se creó un soporte de madera con portalápices, vasos y platos antivuelco.

La última creación fue prevista para un niño que quería estudiar música, por lo que los alumnos inventaron una especie de kalimba (instrumento musical) torneada en madera con adaptaciones y facilidades, como la inscripción de las notas musicales en números, modificación que también se hizo a su cancionero.

Kruzinsky, quien se mostró orgullosa por “haber colaborado con una entidad sin fines de lucro a la que asisten niños de escasos recursos”, adelantó que “seguirán trabajando con Appace y ampliarán el número de alumnos involucrados”.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.