oficina, laboral, alimentación, saud

¿Cómo se alimentan los argentinos durante la jornada laboral?

Según una encuesta, el 80 por ciento de los argentinos asegura que las empresas no incentivan las buena alimentación y aunque desde hace tiempo las medianas y pequeñas firmas adoptaron el servicio de viandas, el comedor en planta sigue siendo la más recomendable opción, según especialistas.

El estudio de Adecco, una agencia de recursos humanos que investigó el tema en 950 trabajadores, analizó la forma en que los empleados se alimentan durante el horario laboral: solo el 16 por ciento de los trabajadores encuestados afirmó tener comedor en el lugar de trabajo, lo que no implica que la comida sea elaborada en el lugar, dijo a Télam Pablo Liotti, quien coordinó la investigación.

La Organización Panamericana de la Salud sugiere que las comidas sean poco elaboradas pero hechas con ingredientes de calidad.

Según los especialistas, “las medianas y pequeñas empresas se han volcado a la contratación de servicios de viandas o -en el mejor de los casos- de contenedores isotérmicos (opción que mantiene la comida caliente), entre otras tecnologías”.

Rosa Labanca, médica especializada en nutrición, explicó que “históricamente, las empresas grandes han cubierto esta necesidad con buena variedad de ensaladas, pastas y carnes -no siempre estas últimas de la mejor calidad- pero han sabido elaborar buenas comidas. La facilidad de cocinar y servir los platos en el mismo momento y lugar favorece la buena calidad de la alimentación. La peor alternativa, muy común entre los empleados de las oficinas, es llamar al delívery, ya que por lo general las propuestas son entre un 20 y un 30 por ciento más calóricas, al utilizar más aceite de lo recomendado”.

El dilema de la vianda en horario laboral

El 45 por ciento de los trabajadores se lleva o compra comida elaborada; y mientras el 31 por ciento opta por algo más fácil como la comida rápida, el 24 por ciento se lleva para almorzar lo que sobró de la noche anterior, detalla el estudio. El 60 por ciento afirma que depende de la cantidad de trabajo que tenga ese día para respetar el horario del almuerzo, apenas el 24 por ciento se tomará el horario de almuerzo completo y el resto no le dará importancia, simplemente comerá en el lugar mientras sigue trabajando.

Casi la mitad de los trabajadores expresaron que las diferentes circunstancias del día laboral “dificultan que pueda alimentarse adecuadamente”

María Gabriela Martínez Castro, que dirige el Centro de Estudio Especializado en Trastornos de Ansiedad dijo a Télam que “la alimentación tiene directa relación con la atención, la concentración, y la memoria; por ende, con la productividad laboral sea intelectual o física”.

La Organización Internacional del Trabajo advirtió que la mala alimentación es causa de un 20 por ciento menos de la productividad de las compañías.